Contenidos:

¿Conoces a personas que vulneran e irrespetan tu espacio físico y psicológico?

¿Vives, trabajas o compartes con personas conflictivas?

− ¿Quieres salir corriendo pero no puedes?

Si todas las respuestas a las interrogantes anteriores son positivas, significa que convives con personas tóxicas. Puede que sea en tu espacio de trabajo, academia, familia e incluso una relación de pareja y no sabes cómo convivir con ellos a pesar de la responsabilidad, respeto y/o amor que le tengas.

Si te identificas con el panorama anterior quiere decir que este artículo es para ti.

¡Continúa en donde estás y transforma esa realidad!

Características de las personas tóxicas

Si crees convivir con una persona tóxica pero no reconoces bien sus características o cualidades, aquí te presentamos algunas de las más frecuentes:

  • No respetan las opiniones de terceros y quieren hacer valer su punto de vista en todo momento.
  • Vulneran tu espacio físico a pesar de que coloques límites.
  • Adquieren una actitud desafiante ante la diversidad.
  • No reconocen el potencial de los demás.
  • Pelean y discuten de manera constante.
  • Asumen una actitud egocéntrica y ególatra.
  • Se mimetizan con el conflicto y el pesimismo: ¡todo saldrá mal!
  • No desarrollan la empatía ante los problemas de terceros.
  • Viven con envidia y resentimiento social, filial y emocional.
  • No reconocen los logros de los demás.

Una persona tóxica es un veneno social andante, su función es intoxicar el ambiente en el cual se encuentra para que nada de lo que está a su alrededor prospere.

¿Cómo convivir con una persona tóxica?

El ser humano nació para convivir con los demás, forma parte de su naturaleza así como la felicidad y el equilibrio físico y psicológico. Por lo tanto, es necesario conocer cuándo nos encontramos con elementos que interfieren en esta armonía perfecta y qué hacer para bloquear todo aquello o aquel que atente contra nuestra balanza.

La complejidad se ubica en cómo convivir con una persona tóxica sin ingresar en ese círculo vicioso y vernos afectados. Aquí te recomendamos que.

  • Aprende a identificar los perfiles de las personas tóxicas, a su vez detalla sus fortalezas y debilidades para que puedas transformar esa vida en luz y progreso.
  • Refuerza lo bueno y sé eufemístico al condenar lo negativo. Usa el poder de la palabra.
  • Refuerza tu autoestima, nada ni nadie puede vulnerar tu esencia de ser humano ni mucho menos eso que te hace único en este mundo.
  • Reconoce tu grado de fuerza y tu escala axiológica y proyéctala en todo momento. Educa con el ejemplo, con los buenos comentarios y con una sonrisa.

    Una actitud positiva transforma cualquier clima y es un arma extraordinaria          para combatir a las personas tóxicas y transformarlas.

  • Recurre a la asertividad, no te veas tentado a sucumbir en el juego del otro. ¡Ten calma!
  • Realza en todo momento tus límites y fortifícalos cada día más.
  • No asumas una actitud infantil o rencorosa. No puedes mimetizarte a la imagen del otro, no permitas que la toxina te invada.
  • Pon en práctica la filosofía del amor y el respeto.

No olvides, por mucho que ames, que aprecies o respetes a alguien, tu amor propio debe prevalecer en todo momento y así podrás enseñar que el bien siempre se antepone ante el mal.

No es complicado convivir con una persona tóxica, solo requiere serenidad y calma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*