Contenidos:

Para lucir un cutis lozano y hermoso no es obligatorio salir de casa e invertir cuantiosas cantidades de dinero. En nuestro hogar contamos con una infinidad de recursos cuyo uso pueden aportar a la piel hidratación, humectación y limpieza tanto para mujeres como para hombres y obtener excelentes resultados en poco tiempo. A continuación os damos unas recomendaciones para una limpieza facial casera.

La limpieza facial ayuda a:

  • Eliminar impurezas (células muertas) e imperfecciones de la piel (espinillas, granos y puntos negros).
  • Combatir la piel grasa.
  • Hidratar y humectar la piel y la zona del cuello.

En miras a lograr un rostro joven, luminoso y hermoso, estos resultados los puedes obtener en la comodidad de tu hogar empleando pocos recursos y técnicas sencillas con resultados profesionales.

Limpieza facial

Una limpieza facial es un procedimiento que se realiza para el cuidado del cutis, empleándose una diversidad de técnicas y productos que ayudan a revitalizar la piel y a regenerarla, para que luzca fresca y saludable y mitigar el impacto del sol, agentes contaminantes, productos químicos y otros.

Esta limpieza puede ser profesional o casera, siendo la segunda el objetivo de este artículo.

Limpieza facial casera: ¿Cómo se hace?

Te invitamos a que semanalmente te realices una limpieza facial casera (puede ser en la mañana o en la noche), siguiendo los siguientes procedimientos:

  • Limpia el rostro con agua tibia y el jabón facial de tu preferencia.
  • Con agua hirviendo realiza vaporizaciones faciales para abrir los poros, los prepararás para la hidratación y así recibir todos los nutrientes de las mascarillas.
  • Aplica un exfoliante casero (café granulado, avena en hojuelas, azúcar combinada con la fruta de tu preferencia), también lo puedes sustituir con un exfoliante de tu marca preferida.
  • Con las manos debidamente higienizadas extrae las espinillas, granos y/o puntos negros.
  • Aplícate una mascarilla casera a base de pulpa de frutas (papaya, coco, piña, pepino, aguacate, mango, etc.) y aceites (de coco o de almendra), también puedes aplicar yogurt. Nutrirán tu piel con sus infinitas vitaminas y minerales. Déjalas actuar por 10 minutos en tu rostro y retira con agua tibia.
  • Luego con té verde frío (funciona como tónico facial antioxidante), lava la cara y seca con una toalla suavemente.

Terminada la hidratación, notarás suavidad y un brillo natural en tu piel lo que hará realzar tu mirada y sonrisa con un rostro oxigenado.

¿Qué hacer después de una limpieza facial?

Después de realizarte una limpieza facial, te invitamos a:

  • No exponerte directamente al sol.
  • Evitar el uso del maquillaje.
  • Tomar abundante agua, este es el mejor tratamiento para la piel.
  • Evitar espacios de alta contaminación del aire.

Cuida tu piel no por belleza sino por salud y recuerda que cada seis meses debes visitar a los expertos para realizarte una limpieza facial profunda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*